RESERVAR AHORA
skip to Main Content

La fiesta de la Constitución (6 de diciembre) y de la Inmaculada Concepción (8 de diciembre) brindan un paréntesis de descanso de tres o más días antes de la Navidad. Estos días festivos nos permiten disfrutar de escapadas por España o incluso visitar alguna capital europea. El “dónde ir” quizás pueda ser una escapada más en tu lista o convertirse en un viaje muy top, todo depende de tí. En cualquier caso, Casa Albets puede ser la principal protagonista en tu lista de opciones para este puente. Pensar en nuestro hotel siempre es una buena opción, ya que es bastante acogedor y más en estas fechas prenavideñas que se acercan.

A pesar del frío, escaparse a otra ciudad o incluso a un pueblo perdido es una buena oportunidad para celebrar que ya casi estamos en Navidad. Unos días que, tradicionalmente, sirven para ver el ambiente navideño que ya se respira en las calles de las grandes ciudades, adelantar compras y, por supuesto, disfrutar de las propuestas de ocio. En estas fechas, la agenda se hace más especial, se dan cita los eventos culturales más importantes, musicales muy conocidos que triunfan durante esta temporada, los mejores conciertos, las exposiciones imprescindibles para los amantes del arte y los espectáculos, además de buenas propuestas gastronómicas y nocturnas.

El municipio de Lladurs presume de estar ubicado en el interior de la provincia de Lleida, más concretamente formando parte de la comarca de Solsonés, también conocido como La Solsona. El territorio actual de este terreno catalán ocupa una superficie de aproximadamente 128 kilómetros cuadrados, sobre los que residen cerca de 200 habitantes, rodeados de un entorno natural maravilloso entre valles, arroyos y perfiles escarpados. Sus casas tradicionales, las masías típicas, entre ellas Casa Albets, se diseminan por entre el territorio formando una especie de mosaico singular y hermoso.

Concretamente, La Solsona, mantiene todavía hoy sus principales atractivos; la calma y la riqueza del patrimonio histórico y cultural. El origen de lo que hoy es este territorio se remonta al siglo X, surgiendo parte de ellos de los antepasados del castillo, del monasterio y de su entorno. El casco histórico mantiene la estructura de cuando era una ciudad amurallada, ala vez que conserva tres hitos muy populares de la ciudad, portales de entrada: el del Pont, el del Castell y el de Llobera, así como algunas partes de la muralla en el Vall Calent y la poza de hielo.

Es en este entorno donde nació Casa Albets, masía del siglo XI convertida en hotel y considerada como uno de los pocos hoteles veganos y ecológicos que existen en el mundo. Alojamiento de cuatro estrellas con siete habitaciones que pretende responder al público más exigente dando relevancia al turismo responsable. Se encuentra en una ubicación privilegiada rodeado de los mejores conjuntos montañosos de Cataluña, la ciudad estrena en diciembre luces y belenes repartidos por las calles; bellos puestecitos del mercadillo navideño.

En Casa Albets tienes la oportunidad de escaparte con amigos, en pareja o en familia. Además en estas fechas, la chimenea del restaurante siempre está encendida para darte la bienvenida, donde se puede disfrutar de su rica cocina; platos deliciosos con productos de gran calidad, ecológicos y de proximidad. La cocina que ofrecen a los comensales es vegana, sofisticada e inspirada en la tradición y la lidera todo un maestro reconocido de la cocina vegana: Toni Rodríguez es el chef ejecutivo.

Atmósfera perfecta para pasar estos días, y disfrutar de la paz y tranquilidad que nos ofrece el alojarnos en un hotel con nombre propio.

¡Ven a escaparte con nosotros, te haremos sentir como en casa!

Puente Diciembre
Back To Top