RESERVAR AHORA
skip to Main Content

El otoño llena de setas el Solsonès. Camagrocs, níscalos, negrillas, pebrassos, ceps, colmenillas, llenegas, … ¡un sin fin de variedades! Si eres de los que les gusta ir a recoger setas por estas fechas, la comarca es bien generosa. Pero algo tenemos que tener muy presente, humildad y respeto por la naturaleza siempre.

 

Recomendaciones para recoger setas

La mejor manera de recoger setas es haciendo palanca con el cuchillo y recoger la seta. De esta manera protegemos el micelio. Los micelios se encuentran en las capas superficiales del suelo, si se dañan, no volverán a fructificar y, por tanto, no nacerán nuevas setas. Es muy importante recoger las setas en cestas de mimbre, de esta manera las esporas son recuperadas por el bosque. Si son muy pequeñas, es mejor dejarlas crecer para que puedan madurar y liberar sus esporas. Se deben recoger con moderación, son regalos de la naturaleza y nosotros somos sus invitados.

 

De setas hay de muchos tipos y no todas son comestibles. Por ello, recomendamos coger sólo las que se conozcan, sin dañar ningún otro tipo. El resto forman parte del ecosistema, no las pises ni machaques. En caso de duda, mejor no fiarse de las pruebas caseras que corren, como el ennegrecimiento del diente de ajo, de una moneda o de una cuchara de plata. Y sobre todo, recuerda que en todas las actividades que se desarrollan en la naturaleza, debemos respetar y proteger el entorno que nos rodea. No dejes nunca la basura en el bosque y respeta las prohibiciones de acceso motorizado al medio natural.

 

Dónde recoger setas en el Solsonès

De rutas para ir a recoger setas hay muchas, pero siempre hay que actuar con precaución, y más aún, si no se conoce debidamente la zona. Por ello, es muy importante informarse bien a la hora de planificar una salida de este tipo. En Pratforniu encontrarás pinetells, llenegas y níscalos. Si eres más de ceps, negrillas o rebozuelos, una buena zona son los abetos de Montcalb. Y si prefieres níscalos, una buena zona es la sierra de Busa. Aquí, se da una particularidad muy curiosa y es que sus condiciones alargan la temporada de setas hasta prácticamente la Navidad.

 

De llanegas negras y rebozuelos también encontrarás en el bosque de la Selva. Caracterizado por una masa forestal de pino común y pino rojo, las áreas más sombrías son buenas productoras. Con un pie en el Solsonès y el otro en el Berguedà se encuentra el Monte de Taravil, donde los sectores de Mont Rodon y la zanja de la Frau suelen ser buenos lugares para encontrar níscalos y llanegas. Además, desde aquí se obtiene una panorámica espectacular de la plana de Busa.

 

Recoger setas y alojarse en Casa Albets

Casa Albets se encuentra en el lugar idóneo para ir a recoger setas en el Solsonès. Su ubicación, en medio de la naturaleza, hace que los parajes de la comarca donde crecen, se encuentren muy cerca. Desde Casa Albets podrás disfrutar de esta actividad en la naturaleza que nos regala el otoño. Y también de la infinidad de propuestas que ofrece el Valle de Lord o las diferentes rutas en bici con las que descubrirás los paisajes rurales más cercanos a la masía. Además, el fin de semana del 17 y 18 de octubre, Solsona celebra la Fira del bolet i el Boletaire, coincidiendo este año con otra feria de referencia, la Ecológica.

 

Si eres de los que al escoger dónde ir a comer o cenar, prefiere los establecimientos que apuesten por el producto de proximidad y de temporada, en el restaurante Casa Albets podrás disfrutar de una cocina saludable, llena de matices de otoño. Donde los sabores y aromas de las setas y los otros productos del Solsonès no te dejarán indiferente. Además, desde la primavera pasada, cuenta con su propio huerto ecológico para ofrecer un producto, aún más fresco, recién cortado. El restaurante está abierto a todos, de jueves a domingo para cenar; y sábados, domingos y festivos, también para comer.

 

Este otoño, escápate a Casa Albets, reserva ahora tu estancia y, con responsabilidad, ¡ven a recoger setas en el Solsonès!

Rebozuelos
Back To Top